5 trucos para alargar la vida útil de tu motor diésel

976 33 00 25
5 trucos para alargar la vida útil de tu motor diésel
  1. No apures el depósito del combustible¿Cuántos talleres de coches hay en Zaragoza? Y, ¿en cuántos de ellos te aconsejan no apurar el depósito e intentar repostar cuando te quede un cuarto de combustible? La razón es muy sencilla. Las impurezas del carburante se acumulan en el fondo del depósito y si apuramos hasta el último minuto esas impurezas pueden pasar al sistema de alimentación, con la posibilidad de dañar los inyectores. Si notas tirones o que el vehículo no rinde como debería, no dudes en llevarlo al taller. 

  2. Vigila el nivel de aceite

    Llevar tanto un nivel de aceite por debajo de lo recomendado como muy por encima puede causar averías en el turbo o en el motor. Para evitar este tipo de situaciones, desde Diésel Mainar aconsejamos a nuestros clientes revisar el nivel de aceite al menos una vez al mes. El motor debe estar frío y el coche en llano para asegurarnos de que se encuentra entre el máximo y el mínimo recomendamos. 


  3. Espera unos segundos al encender el motor

    Cuando metes la llave en el contacto el motor esta frío. Antes de comenzar a circular, espera unos segundos. De esta forma, te asegurarás de que la bomba de aceite ha tenido tiempo de sobra para que el aceite haya comenzado a lubricar todo el motor. Tampoco es bueno para la vida útil del mismo que pises a fondo el acelerador en cuanto te subas al coche. Espera unos 8 minutos si no quieres que las piezas del motor sufran un desgaste interno irreparable. 


  4. Purga y sustituye el filtro del gasoil

    La misión del filtro es impedir que la humedad que contiene el carburante llegue al sistema de inyección. Si esto ocurriese, la bomba de inyección se rompería, y la broma te podría costar unos 500 euros como mínimo. Diésel Mainar somos uno de los talleres de coches en Zaragoza y lo mejor para prevenir estos problemas es sustituir el filtro cada 20 mil kilómetros como máximo. Sin duda, la manera más segura de impedir que se cuelen impurezas en el sistema de inyección.

  5. Cuidado con las revoluciones

    ¿Sabías que si circulas con el motor por debajo de 2.000 rpm y aceleras sin reducir de marcha se genera mayor carbonilla en la combustión y eso acorta la vida de la válvula EGR? Las partes internas en las que se divide el motor sufrirán más y soportarán un desgaste prematuro. De 200 euros a unos 2.500 es lo que tendrás que pagar de media por este tipo de averías.